No estoy


planta, esconder la cabeza, ilustración, tinta, esconderse, ocultarse, chamaedorea elegans, palmera de salón, palma tina, palma de salón

A veces me dan ganas de decir eso y meter la cabeza bajo tierra, sería tan fácil... Estoy estos días trabajando en un par de proyectos y preparando el Inktober de este año, que ya se acerca el mes de octubre y me he propuesto hacer algo bastante pensado y elaborado que no sé si podré cumplir. De todas formas, creo que podré planificarme bien para llegar a todo, aún así tengo una planta grandecita en el salón en la que podré esconder la cabeza en momentos de pánico.
 

Acuarios



Al final siempre hay papelitos y recortes por mi mesa, o dentro de cuadernos, así que reciclando de aquí y de allá me he montado un acuario. Da gusto ver a estos peces nadar, me han dicho que su estilo favorito es a braza.

La vida en el barrio - Primavera otra vez


Primavera, paso del tiempo, evolución, personajes, barrio, Mar Villar

Con esta acabaría la serie. Quizás en algún momento empiece a desarrollar alguna historia con esta idea, me apetece trabajarla más.

La vida en el barrio - Invierno


Invierno, paso del tiempo, evolución, personajes, barrio, Mar Villar

La vida en el barrio - Otoño


Otono, paso del tiempo, evolución, personajes, barrio, Mar Villar

La vida en el barrio - Verano


Verano, paso del tiempo, evolución, personajes, barrio, Mar Villar

La vida en el barrio - Primavera


Primavera, paso del tiempo, evolución, personajes, barrio, Mar Villar

Hace unos meses realicé una serie de cinco ilustraciones que me apetecía hacer en cuanto tuviera algo de tiempo. Trataba de contar cómo en el transcurso de un año pueden cambiar tanto las cosas (o no), y lo hice en un mismo escenario y en estaciones distintas, a través de varios personajes que van evolucionando a lo largo de las cinco imágenes. Empezamos con la primavera, mañana más.

Resumen de las vacaciones


Dibujo a tinta, caracola, mar, mediterraneo, playa, vacaciones, algas, verano, nadar

Una de las ventajas de haberme criado al lado de la playa es que en verano puedo trasladar la oficina y pasar un mes tan ricamente, que aunque tenga que trabajar igualmente se lleva mejor si puedo escaparme a tomar el sol y darme un baño. Además, cada vez que voy a casa de mis padres es como desenterrar un tesoro: empiezas a abrir armarios y cajones y a encontrar cosas que ni recordabas que tenías. Esta vez di con un montón de conchas y caracolas que había guardadas en una lata y me dio por fotografiarlas para combinarlas con dibujo. A lo largo de estas vacaciones me ha dado por pensar qué hacer con ellas y el resultado ha sido un resumen de lo que han sido estos días de descanso veraniego. También encontré canicas, que fueron la alegría de mi gata hasta que las coló todas debajo del sofá y muebles. 

Dibujo a tinta, caracola, mar, mediterraneo, playa, vacaciones, algas, verano, siesta

Dibujo a tinta, caracola, mar, mediterraneo, playa, vacaciones, algas, verano, tomar el sol, olas

Dibujo a tinta, caracola, mar, mediterraneo, playa, vacaciones, algas, verano, oscuridad

Dibujo a tinta, caracola, mar, mediterraneo, playa, vacaciones, algas, verano, leer, libros, lectura, gata

Días de cuaderno y playa


bocetos, retrato, dibujo del natural, apuntes, rostros, personas

Estos días por mi tierra estoy aprovechando para descansar y empaparme de brisa marina, y entre chapuzón y toalla voy llenando algunas páginas del cuaderno. Me entretiene tomar apuntes de gente que veo a mi alrededor mientras estoy tirada en la toalla, y sobre todo juego a intentar que no se den cuenta que están siendo observados. Me hace mucha gracia que a veces notan esa mirada clavada en ellos y se dan cuenta de lo que estás haciendo, e incluso más de una vez he notado que alguna señora posa para mi. Así que si estáis veraneando por alguna playa de la Costa Blanca y notáis que alguien os está dibujando, por favor, actuad con naturalidad. Y nada de meter barriga, se agradece. 


Cuentos en verso para niños perversos - Caperucita


Roald Dahl, caperucita, cuentos en verso para niños perversos, Mar Villar

Hace un par de meses participé en una exposición colectiva en homenaje a Roald Dahl, en El Armadillo Ilustrado. La gente que me sigue por Facebook e Instagram ya lo habrá visto pero por aquí aún no lo había subido, y estoy aprovechando estos días en la playa para actualizar el blog y preparar portfolios de cara a septiembre (¿quién dijo vacaciones?). Para la exposición, elegí el cuento de Caperucita en Cuentos en verso para niños pervesos, uno de mis libros favoritos de cuando era pequeña. Adoraba ese libro porque eran cuentos totalmente diferentes a las versiones edulcoradas que ya conocía, y me gustaba especialmente el de Caperucita porque era ella solita la que resolvía la situación con el lobo sin necesidad de ningún leñador/cazador/hombre que fuera a rescatarla.Y además, volvía a aparecer en el cuento de Los tres cerditos, pero para saber lo que pasa es mejor que leáis vosotros el libro. Desde aquella lectura soy la fan nº1 de esta Caperucita.
Roald Dahl, caperucita, cuentos en verso para niños perversos, Mar Villar